Bienvenidos a la web de textos bonitos. Donde podrás exprimir tu cerebro y poner en marcha toda tu creatividad para compartir todos aquellos textos que sean lo más. Votar por tu favorito y dejar tus comentarios.

"Si vas a tocar mi alma..."

Si vas a tocar mi mente,
por favor, se honesto.
Si vas a tocar mi corazón,
por favor, se sincero.
Y si vas a tocar mi alma,
por favor, quédate para siempre...

 

"Amor de perro"

Sucede que cada vez que pierdo un perro,
se lleva un pedazo de mi corazón con él.
Y cada perro que entra en mi vida
me regala un trozo del suyo.

Si logro vivir lo suficiente,
todas las partes de mi corazón serán de perro
y llegaré a ser tan generoso y
bueno como lo son ellos.

 

"Todo me lleva hacia tí" por Pablo Neruda

Todo me lleva hacia tí.
Como si todo aquello que en verdad existe,
aromas, luces, metales, fueran sino
pequeñas embarcaciones surcando profundos mares
hasta llegar a la isla que es
tu esencia; dónde tú me esperas...

 

"Ser útil, ser buena persona"

Una persona es más útil cuando
no es sólo una cabeza llena de conocimientos,
sino un corazón lleno de amor,
de oídos abiertos para escuchar y
manos dispuestas siempre a ayudar.

 

"La Fuerza del amor"

El amor es la fuerza más poderosa del mundo,
nada le es comparable, nada es más prfundo...
Sanea y cura no sólo al cuerpo pero,
también la mente y espíritu.

La fuerza del amor todo lo abarca,
nuestras almas se sienten poderosas.
Sin amor sólo existe la nada;
Sin amor el mundo ya no es mundo.

 

"Perro Callejero"

Recorres veredas, recorres las calles,
saludas a todos, con un gesto amable.
Sacudes la cola, al compás del viento,
y si alguien te toca, saltas de contento.

Recorres el barrio, en busca de afecto,
y a todos les brindas, un amor sincero.
Amigo de todos, buscas alimento,
y por un simple pan, te pones contento.

Tus ojitos tristes, hablan de abandono,
de quienes un día, te lo dieron todo.

Recorres el barrio, con tu paso lento,
amigo de todos, ... mi fiel callejero.

 

"Anochecer" por Richard Aldington

Las chimeneas, hilera a hilera,
Cortan el claro cielo;
La luna,
Con un jirón de gasa en su cintura
Posa entre ellos, una torpe Venus–
Y aquí estoy mirándola desenfrenadamente
Sobre la pileta de la cocina.

 

" La ley de la vida" por Marilina Rébora

Quisiera estar de acuerdo con la ley de la vida
—Tal vez, la de la selva, al instinto fiada—,
Según la cual se vive de acuerdo a la comida:
La bestia menos fuerte ha de ser devorada.

Y quisiera también aceptar la partida
—Ya que sin consentirlo nos viene la llegada—,
Sufrir sin execrar al que odia u olvida,
Como al rico que abruma a quien no tiene nada.

Y tan profunda siento la triste disidencia
Que rechazo reacia tan duras condiciones:
Mas vivir no es posible opuesta a la existencia,
Las manos temblorosas apretando las sienes,

 

"Enemigo íntimo" por Antonio Gala

Hay tardes en que todo
Huele a enebro quemado
Y a tierra prometida.
Tardes en que está cerca el mar y se oye
La voz que dice: "Ven".
Pero algo nos retiene todavía
Junto a los otros: el amor, el verbo
Transitivo, con su pequeña garra
De lobezno o su esperanza apenas.
No ha llegado el momento. La partida
No puede improvisarse, porque sólo
Al final de una savia prolongada,
De una pausada sangre,
Brota la espiga desde
La simiente enterrada.

En esas largas
Tardes en que se toca casi el mar
Y su música, un poco
Más y nos bastaría
Cerrar los ojos para morir. Viene

 

" Tu recuerdo" por Nicolás Guillén

Siento que se despega tu recuerdo
De mi mente, como una vieja estampa;
Tu figura no tiene ya cabeza
Y un brazo está deshecho, como en esas
Calcomanías desoladas
Que ponen los muchachos en la escuela
Y son después, en el libro olvidado,
Una mancha dispersa.
Cuando estrecho tu cuerpo
Tengo la blanda sensación de que
Estás hecho de estopa.
Me hablas, y tu voz viene de tan lejos
Que apenas puedo oírte.
Además, ya no te creo.
Yo mismo, ya curado
De la pasión antigua,
Me pregunto cómo fue que pude
Amarte,
Tan inútil, tan vana,
Tan floja que antes del año