Bienvenidos a la web de textos bonitos. Donde podrás exprimir tu cerebro y poner en marcha toda tu creatividad para compartir todos aquellos textos que sean lo más. Votar por tu favorito y dejar tus comentarios.

"Poderoso Caballero" por Francisco de Quevedo

Madre, yo al oro me humillo;
él es mi amante y mi amado,
pues, de puro enamorado,
de contino anda amarillo;
que pues, doblón o sencillo,
hace todo cuanto quiero,
poderoso caballero
es don Dinero.

Nace en las Indias honrado,
donde el mundo le acompaña;
viene a morir en España,
y es de Génova enterrado.

Y pues quien le trae al lado
es hermoso, aunque sea fiero,
poderoso caballero
es don Dinero.

Es galán y es como un oro,
tiene quebrado el color,
persona de gran valor,
tan cristiano como moro.

Pues que da y quita el decoro
y quebranta cualquier fuero,

 

"Letrilla" por Santa Teresa de Jesús

Véante mis ojos,
dulce jesús bueno;
véante mis ojos,
muérame yo luego.

Vea quien quisiere
rosas y jazmines,
que si yo te viere,
veré mil jardines:
flor de serafines,
Jesús Nazareno,
véante mis ojos,
muérame yo luego.

No quiero contento
mi Jesús ausente,
que todo es tormento
a quien esto siente;
sólo me sustente
tu amor y deseo,
véante mis ojos,
dulce Jesús bueno;
véante mis ojos,
muérame yo luego.

 

"Enseña cómo todas las cosas avisan de la muerte" por Francisco de Quevedo

Miré los muros de la patria mía,
si un tiempo fuertes, ya desmoronados,
de la carrera de la edad cansados,
por quien caduca ya su valentía.

Salíme al campo: vi que el sol bebía
los arroyos del yelo desatados,
y del monte quejosos los ganados,
que con sombras hurtó su luz al día.

Entré en mi casa; vi que, amancillada,
de anciana habitación era despojos;
mi báculo, más corvo y menos fuerte;

Vencida de la edad sentí mi espada.
Y no hallé cosa en que poner los ojos
que no fuese recuerdo de la muerte.

 

"Templo del Equilibrio" por Lee-Anne Peters

Durante demasiado tiempo,
has permitido que el pasado te afecte!
Durante demasiado tiempo,
te has tomado como algo personal
lo que otros dicen de tí!
Durante demasiado tiempo,
has permanecido al margen
viendo prosperar a los demás!

Por todas aquellas noches,
en que te has ido a la cama
preocupandote por lo que vendrá...

Durante demasiado tiempo,
has vivido con miedo en tu corazón.
Durante demasiado tiempo ya,
que prefieres ser segundón;
no te importa llegar a ser
el segundo mejor!

AHORA es el momento de despertar!
AHORA es el momento de brillar!

 

"Estábamos" por Mario Benedetti

Estábamos, estamos, estaremos juntos.
A pedazos, a ratos,
A párpados, a sueños...

 

"Se miran, se presienten, se desean" por Oliverio Girondo

Se miran, se presienten, se desean,
Se acarician, se besan, se desnudan,
Se respiran, se acuestan, se olfatean,
Se penetran, se chupan, se demudan,
Se adormecen, despiertan, se iluminan,
Se codician, se palpan, se fascinan,
Se mastican, se gustan, se babean,
Se confunden, se acoplan, se disgregan,
Se aletargan, fallecen, se reintegran,
Se distienden, se enarcan, se menean,
Se retuercen, se estiran, se caldean,
Se estrangulan, se aprietan, se estremecen,
Se tantean, se juntan, desfallecen,
Se repelen, se enervan, se apetecen,
Se acometen, se enlazan, se entrechocan,

 

"Doloras" por Ramón de Campoamor

Amor y gloria

¡Sobre arena y sobre viento
Lo ha fundado el cielo todo!
Lo mismo el mundo del lodo
Que el mundo del sentimiento.
De amor y gloria el cimiento
Sólo aire y arena son.
¡Torres con que la ilusión
Mundo y corazones llena;
Las del mundo sois arena,
Y aire las del corazón!

 

"Soneto de la rima pobre" por Andrés Eloy Blanco

Me das tu pan en tu mano amasado,
Me das tu pan en tu fogón cocido,
Me das tu pan en tu piedra molido,
Me das tu pan en tu pilón pilado.
Me das tu rancho en tu palma arropado,
Me das tu lecho en tu rincón sumido,
Me das tu sorbo, a tu sed exprimido,
Me das tu traje, en tu sudor sudado.
Me das, oh Juan, tu dame de mendigo,
Me das, oh Juan, tu toma de pobrero,
Tu clara fe, tu oscuro desabrigo,
Y yo te doy, por lo que dando espero,
El oscuro esperar con que te sigo
Y el claro corazón con que te quiero.

 

"Dios me salva" por Marilina Rébora

Ya no sé qué pensar de mi propia existencia,
Aun si he de poder soportar esta vida,
Que en viéndome al espejo descubro en tal presencia
Un ser a todo hostil que extraño me intimida.

Deslízanse las horas fuera de mi conciencia;
Todo se me aparece como cruel despedida
Por no sé qué catástrofe de fatal evidencia
Y adolezco de idea, de noción y medida.

Sólo en el pensamiento, Dios al cabo me salva;
Que si por Él no fuera, torpe sucumbiría,
Al no importarme noche, crepúsculo ni alba.
Menester es llevar a término el destino

 

"Mujer y gata" por Paul Verlaine

La sorprendí jugando con su gata,
Y contemplar causóme maravilla
La mano blanca con la blanca pata,
De la tarde a la luz que apenas brilla.

¡Como supo esconder la mojigata,
Del mitón tras la negra redecilla,
La punta de marfil que juega y mata,
Con acerados tintes de cuchilla!

Melindrosa a la par por su compañera
Ocultaba también la garra fiera;
Y al rodar abrazadas por la alfombra,

Un sonoro reír cruzó el ambiente
Del salón... y brillaron de repente
¡Cuatro puntos de fósforo en la sombra!